Sunday, February 04, 2007



Se llama Clara y hubiera sido imposible darle mejor nombre. Es un foco irradiante de alegría, de vida. Cuando no está en casa hay que encender más luces para poder ver. Nadie ha leído un poema mío como ella. Se ríe de que la compare a Ava Gardner.

Hoy le duele la barriguita y está tirada en el sofá. Aquí a mi lado...

2 comments:

CARONTE said...

Clara es la claridad, y mejor todavía si la tienes ahí, justo a tu lado.

Un Abrazo POETA. (Muchas gracias por todo, de todo corazón).

Elías said...

Seguía escudriñando, desmenuzando...disfrutando de tu más que nunca reconfortante blog, y no he podido evitar detenerme, esta vez para escribir, ante esta renovada Condesa Descalza. Seguro que le irá de maravilla por Valencia, y más de maravilla le irá al medio mundo que se beneficiará de los cuidados en los que esté prepaándose en aplicar. Un besote desde estas tierras y esperemos que se deje ver pronto.