Sunday, January 10, 2010


Caminaba, medio helado, hacia el camino de la Mala Noche, y vi esto

bajo el cielo
sobre el barbecho
una botella

comprendo a los que me habéis comentado que a veces no os dicen nada los haiku, pero pongo aquí lo que he dicho en vivo a algún amigo: seguir leyendo haiku, son como la tónica, incluso luego hasta gustan sin burbujas :)
un abrazo

10 comments:

EstheR said...

Y en la botella hay dentro un mundo lleno de ilusiones de fuerza y de luz para este nuevo año que ha entrado.

Gracias una vez mas por este haiku.

Que tu corazon este lleno como el de la botella para que sigas mostrando la belleza que llevas dentro de ti.

Un beso muy grande

Elías said...

e-s-p-e-c-t-a-c-u-l-a-r
Sin comentarios, que a cada cual le toque su fibra. Es la esencia del haiku (y de los de la nueva escuela ortodoxa). Y las líneas de la fotografía, y ahí entiendo aún menos, me parecen extraordinarias.
Un abrazote y gracias, maestro

Profesor Wolldamm Heineken said...

Leo a Salvador Paniker (Consolatio philosophiae, siempre) en su nueva obra "Asimetrías": "La poesia no es un adorno del lenguaje, sino el fundamento mismo del existir humano"

aniki said...

El haiku es un instante. Diecisiete sílabas, exactamente lo que dura la respiración humana. Las conversaciones entre dioses y espíritus transcurrían, por lo tanto, en el lapso de una exhalación, en un instante, ese es el momento haiku (en los preliminares). Realmente, captar el instante haiku del poeta no es fácil, al menos para mí. Me queda mucho camino por recorrer pero, sí es cierto que, a medida que uno avanza ya no se detiene. Me encantan los haiku.

Besos, Ángel Javier.

guertana said...

MURCIA, MUSEO RAMON GAYA Y TU FOTO MIRANDO CON DOSCIENTOS AÑOS MAS. ¡QUE GUSTO ENCONTRARTE ESCRIBIENDO VERSOS DE AGUA! SE DESTAPAN LOS TIEMPOS Y YA NI ME ACUERDO.

Isabel Martínez said...

Me encantan los haikus y su poder evocador.
Un saludo. Ángel.

Toñi タンポポ said...

Claro, Ángel, es que el haiku es así, el instante, lo que se ve y lo que te llega.

Por eso me gusta este haiku y la imagen.

(Qué ordenado se ve este campo ¿eh? como un jardín japonés)

Un beso. Toñi

Angel Javier said...

Qué maravilla que un haiku concite tantos comentarios!
Esther, la botella estaba medio llena, lo que era más sorprendente aún.
Gracias Elías, viniendo de ti el comentario engordo 5 kilos, aunque me gusta a mí me parece un haiku "seco".
Prrrofesorrrr Woldamm! un placer verlo por aquí, y su comentario para mí es religión, como la poesía!
Aniki, siempre tan delicada y certera. Me encanta que habitemos juntos en el haiku.
Guertana, por dios, quién eres? que no han pasado 200, pero 30 lo mismo sí :)
Isabel, nos conocemos? entraré en tu blog a saludarte, un beso y gracias por tu paseo por aquí
Toñi, me gusta que te guste, es de los haiku que no cres que puedan gustar. un beso guapa

EstheR said...

Pues eso es bueno que la botella estuviese medio llena porque tu la llenaras del todo en tu dia a dia.

Gracias por haber entrado en el nuevo blog ya tienes respuesta, espero que sigas yendo a verle y que participes en el, porque sera un gran honor que estes tu en el.

Un beso muy grande

José Antonio said...

Buen haiku.
Te dejo mi propuesta:

La tierra seca
y bajo un cielo limpio
sucia botella.

Saludos.