Sunday, May 23, 2010



Que nada se interponga, que no haya impedimentos
entre la unión de dos almas sinceras,
pues no es amor el amor que se altera
o que cede cobarde al primer desaliento.

Es el amor un faro inamovible
que mira fuerte cualquier tempestad,
es la estrella que en el cielo, muy firme,
nunca es sacudida ni se deja arrastrar.

Del tiempo no es juguete, no se altera el amor
aunque labios y mejillas rosadas
se marchiten perdiendo el color.

Sí, resiste el amor hasta el final.
Esto es así o yo nunca he amado.
En nosotros se pruebe que es verdad.

Shakespeare

Esta es una versión mía muy libre del soneto 116 de Shakespeare. La pongo aquí porque hoy hace 29 años que Chelo y yo decidimos vivir juntos, y porque me parece todo un récord que sigamos haciéndolo, con tanta agua (ambos somos piscis). Supongo que es porque somos otros, porque nos respetamos en nuestra libertad y porque nos queremos mucho. Me encanta que Shakespeare use la imagen del faro, que alumbra todo lo de alrededor, en especial el agua (los sentimientos).

8 comments:

Mercedes said...

Enhorabuena a los dos!!!! Respeto y amor del verdadero... las claves del éxito.

Un abrazo fuerte

josé maría aguilar said...

Aunque a toro pasado es muy fácil hablar, os recuerdo juntos desde hace más de 30 años, y desde el principio me parecisteis una pareja fuerte, de las que duran varias vidas.
Un abrazo a los dos.

josé maría

aniki said...

Desde bien pequeña que me fascinan los faros. No me importaría habitar en uno de ellos, el de la foto es muy chuli, parece un poderoso rey, erguido frente al mar, inmóvil y ajeno al paso del tiempo. Preciosa poesía.

Besosssssss.

EstheR said...
This comment has been removed by the author.
EstheR said...

Es verdaderamente grande sentir como eixste y es posible el verdadero amor en un mundo que cada vez parece mas complicado.

Muxas felicidades, me encanta sentir la felicidad a traves de unos versos tan bellos.

Un besazo muy grande para los dos y que sigais a prendiendo uno del otro lo que es la vida con sus cosas buenas y menos buenas pero que entre los dos os hagais cada vez mas grandes.

Gracias por dejarnos ver una vez mas que la vida es muxo mas de lo que aparenta y por ser como sois

Anonymous said...

Me encanta papá, pero todavía hay algo más fuerte: cómo habéis podido tener dos hijas tan maravillosas???jeje, era difícil.
Os quiero muchísimo y espero que esteis toda la vida juntos más que nadie.
Clara

Angel Javier said...

Muchas gracias Mercedes, Chema, Aniki y Esther, de corazón.
Clara: habéis salido así de maravillosas porque os hicimos a conciencia :)
Os abrazo

Elías said...

Enhorabuena, por vosotros y vuestros resultados.
Por cierto, que en Albacete hay al menos tres matrimonios (uno de ellos de inglés-manchega) casados con esos versos que un día me pasate cuando yo ejercía un intrusismo profesional laico a los sacerdotes