Monday, October 09, 2006

"A la tarde te examinarán en el amor" S. Juan de la Cruz

No nos damos casi cuenta pero pasamos toda la vida rozándonos, aprendiendo a vivir juntos. El trabajo nos hace convivir, en el curro evolucionamos, aprendemos, desarrollamos lo que somos y hasta lo que no creíamos que fuéramos. Por eso cuando alguien a quien vemos todos los días falta; cuando muere alguien que te sonreía al cruzarse contigo en el desayuno, alguien con quien viajabas y te entendías porque ya estaba de vuelta de niveles, productividad y demás zarandajas, alguien que además era más joven que tú, te quedas herido y perplejo. De pronto has pasado a primera línea de fuego. Y haces como si nada, sigues dejándote pillar por las trampas cotidianas, pero ya no es igual, algo se ha movido dentro de todos nosotros. Yo quiero pensar, para eso me acuerdo de la sonrisa azul de MariÁngeles, que si no podemos elegir como vamos a morir sí estamos a tiempo de elegir cómo vivir. Aunque hagamos las mismas cosas.
Un beso MariÁngeles, guapa.

1 comment:

Ignacio said...

Seguro que Mari Angeles, desde donde esté, lo habrá leido y habrá dejado caer una lagrimilla.
Gracias Ángel, por recordárnosla de esa manera tan tierna.