Thursday, December 02, 2010


la última luz

hace brillar el humo

de la chimenea



Ayer en Albacete hizo un día extrañísimo y muy variable: nevó, salió el sol, llovió y por momentos nos visitó un viento errático que dejó a los árboles, ya mermados, sin hojas. También, encima de uno de los rascacielos frente a mi casa, hubo tiempo para que la luz recortara el humo, mostrándonoslo.

6 comments:

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" said...

Bien visto Angel Javier, parece que ese humo que viene del fuego, sigue unido a él en esa luz del sol. Un humo con el espíritu del ave fénix.

Aprovecho para agradecer tus palabras en mi blog. Aquí todavía viene un afilador y además de afilador tiene dotes musicales porque no veas como toca el chiflo!!!! jajajajajaja.

Un abrazo y a ver si nos vemos el día diez en Albacete.

Mercedes.

EstheR said...

Ultimamente esto se va haciendo algo normal ver la luz entre humos porque hace muxoooooooooooooooooooooo frio y aunke el humo lo tapa la ventaja es que vemos el sol de vez en cuando.

Disfruta muxo de estos dias y a pesar del frio en tu interior tienes toda la fuerza y la luz para que sigan saliendo todas las bellas palabras.

Gracias por ser como eres y compartir tus haikus y poemas eres especial.

Un beso muy grande

Anonymous said...

Tan pocas palabras y tanto en que pensar...es increible pero la luz siempre es capaz de hacer "el milagro" un vulgar,gris y anodino humo resaltado por esa luz, aunque sea la última. Me encanta todo lo que provocan tus poemas.

Un beso
Pilar

Angel Javier said...

Gracias Esther!
Mercedes, lo que me dices me anima. Qué raticos el otro día en la entrega de premios del Haiku! Un abrazo grande guapa.
Pilar, un besazo, y mucha paz, y tienes razón: lo hermoso es lo que provoca el poema, este lo único que hace es tratar de hacer infinito lo que lo es.

Anonymous said...

Амфетамины и Спиды. Синтез амфетамина в домашних условиях. Описание изготовления сульфата амфетамина.
Продажа 10% раствор пропена 50г - 3000р
http://speed.kablog.com

Anonymous said...

Fantástico. Maravilloso haiku. Es como el envoltorio de una pequeña esperanza, sugerida, sin saber qué clase de esperanza es.

¡Y qué bien conjuntados los ingredientes, última luz, brillo y humo de chimenea! ¡Qué bien saben!

¿Y qué decir del paso previo, de esa alerta serena que al fin es la vida del haijin?

Rotundo, maestro.

Ah, por cierto, soy anónimo pero no tanto. Lo que pasa es que, aunque aún no soy muy mayor, paso bastante de URLs, ADSLs y esos rollos. Te escribo desde el noroeste, desde muy al noroeste, ya sabes...