Saturday, January 01, 2011


Son las 10 de la mañana del primer día del año. Casi todo el mundo duerme, acabo de escuchar el alboroto de un grupo de gente joven que vuelve ahora a casa. Hace frío, está nublado. Por alguna razón, en este recobrado silencio, en este hueco antes del comienzo, vuelve, como siempre, Lara. Alguien me ha felicitado el año nuevo deseándome amar mucho y ser muy amado. Y yo he recordado los versos de Leonard Cohen: "El amor no tiene cura, pero es el remedio para todos los males".
Os deseo un año lleno de amor, afectos y calidez; de serenidad intensa y de belleza, de presencia, como en la mirada de Lara.

5 comments:

EstheR said...

Yo me conformaría que este nuevo año que no se sabe que nos depara fuese capaz de reservar momentos especiales para las cosas que realmente merecen la pena.

Me conformaría con hacer en el día a día algo diferente y bello para poder estar y ser un pokito mejor y aportar algo mas a esta vida.

Me conformaría si consigo sacar tiempo día a día para dar luz en un mundo que a veces tiene muxas tinieblas.

Seria bello que en este año que comienza hoy fueses capaz de buscar lo positivo y mostrar toda la fuerza y luz que se lleva dentro para encontrar caminos suficientes y solucionar lo que se pueda presentar.

Seria algo bueno dejara atrás ese pasado que ya no esta y vivir el momento tratando de dar sentido a todo akello que no lo tiene.

Mirar adelante sabiendo que todavía me keda muxo por hacer y crecer, pero que aun siendo difícil se puede conseguir.

No se trata de grandes propósitos se trata de acoplar tu vida a las cosas que son verdaderamente importante, sabiendo que soy una gran privilegiada porque tengo mas por lo que reír que por lo que llorar.

Feliz año que sea bueno y generoso y que dia a dia sigamos aportando todo lo bueno que llevamos dentro.

Un beso muy grande

gracia said...

Qué bonito papá

Kotori said...

¡Ay Angel, que chulo lo que dices!!!! Me ha recordado una antigua canción que decía: "aunque tire y aunque afloje el querer, el querer no tiene cura"... No la cantaba Leonard Cohen sino Antonio Molina y siempre me hizo mucha gracia.

Para mi este año ha comenzado con un tibio sol de invierno que llenaba el silencio maravilloso con el que suelen amanecer los primeros de año.

Feliz Año para tí y para los tuyos.

Un abrazo fuerte, Mercedes.

Llanos said...

Las palabras, los abrazos que llegan dentro, dan calor y consuelan, el amor -el que se da y el que se recibe-, la paz y la belleza.
Me quedo con tus hermosos deseos y tus hermosas palabras, y, con esa extraña nostalgia que me embarga cada primero de enero, te los envío de vuelta.
Un abrazo.

Angel Javier said...

ESther, estoy de acuerdo completamente: acoplar la vida a lo que de verdad es importante. No hay mejor propósito. Un besazo.
Gracia, gracias. Como cuando de niña te llamaba y alguien siempre contestaba ¡ de nada! :-)
Ese sol dentro todo el año, Mercedes, todo el año...y seguro que Leonard Cohen copió esos versos de Antonio Molina.
Llanos, ese abrazo tan viajero que ya estará mareao :-). Muy grande, amiga.